Diumenge, 13 Març 2016.

El mismo olor en el cine, en el parque o en el hogar

El mismo olor en el cine, en el parque o en el hogar

Un olor puede transmitir diferentes emociones para distintas personas. No todos los aromas desprenden la misma sensación y tienen una asociación exacta de un recuerdo. El mundo de los olores es tan amplio como distintas experiencias haya. 

 

Un mismo aroma se puede oler en lugares distintos, por eso se debe tener en cuenta el contexto. Según donde huelas por primera vez un olor puedes obtener unas sensaciones y emociones u otras. De aquí a que un mismo olor pueda ser agradable para una persona y/o desagradable para otra.

Lo cierto es que cuando olemos un aroma o fragancia tendemos a recordarlo y asociarlo directamente al primer momento en el que se olió, por ello el mundo de los aromas se valora subjetivamente.

Un ejemplo muy cotidiano es el olor a palomitas en el que mayoritariamente se tiende a asociar con las salas de cine, pero eso no significa que sea un aroma propio de ese lugar. Este aroma puede resultar familiar en un parque de atracciones, en un teatro viendo una obra o incluso un día de "peli y manta" en el sofá del propio hogar.

Por eso debemos tener consciencia que los aromas son muy potenciales a la hora de registrar una experiencia o un recuerdo vivido. Ellos nos marcaran una gran parte de la experiencia vivida en cualquier lugar y momento que siempre tendremos guardado en la memoria como referencia a pesar de poderlo olerlo en otras circunstancias. No obstante, debemos tener en cuenta que la asociación que nuestra mente realiza entre aroma y recuerdo siempre será la primera experiencia vivida con ello.

disseny abacmedia

Fem servir cookies, tant pròpies com de tercers, per poder oferir els nostres serveis i recollir informació estadística sobre la seva navegació. En continuar utilitzant aquesta web, està acceptant la instal·lació i l'ús de cookies.